Toma de Posesión de la Junta de Gobierno

IMG_7168

El sábado, 14 de diciembre, durante la Santa Misa celebrada en la Imperial de San Matías, juró nuestras Reglas la nueva Junta de Gobierno que regirá la Hermandad durante los próximos cuatro años. La misma dio comienzo a las 19.30 horas con numerosa presencia de hermanos, devotos y familiares de los miembros electos.

Fue presidida la Celebración por el Director Espiritual de la corporación Rvdo. Padre D. Manuel Carrillo Benítez. En el banco presidencial estaban el saliente Hermano Mayor D. José Luis Pérez – Serrabona y el entrante Fernando García, junto a ellos la Concejal de Presidencia del Excmo. Ayuntamiento de Granada (Hermano Mayor Honorario) y Presidenta de la Junta Municipal de Distrito Centro, Dª Rocío Díaz Jiménez; el Presidente de la Real Federación de Hermandades y Cofradías, D. Antonio Martín Sánchez y los representantes del Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de la Edificación, Hermano Mayor Honorario de la Corporación, y del Real Colegio Mayor de San Bartolomé y Santiago, Mayordomo Sacramental de este año.

Acompañaron también con su asistencia el Delegado Diocesano de Hermandades y Cofradías y los Hermanos Mayores y representaciones de las hermandades de penitencia y gloria del barrio del Realejo.

Antes del ofertorio, el secretario saliente de la Hermandad, D. Juan de Dios Larios, leyó el Decreto del Arzobispado de Granada donde se confirmaba el resultado del Cabildo de Elecciones del pasado 28 de septiembre y la propuesta de nombramiento por parte del Hermano Mayor electo de la nueva Junta de Gobierno. Inmediatamente llamó a la secretaria entrante, Dª Ana García Molina, que juró las reglas y pasó a llamar al nuevo Hermano Mayor al que, tras el juramento, le fue impuesta la medalla por el saliente, José Luis Pérez – Serrabona. A partir de ese momento fueron acercándose los demás miembros de la Junta para el acto de jura y la imposición de la medalla por el ya Hermano Mayor, Fernando García.

Después de estos momentos, continuó la Eucaristía con la oración de los fieles, donde el Hermano Mayor pidió por los Hermanos Mayores Honorarios, Mayordomos Sacramentales, Hermandades de la ciudad y los organismos de responsabilidad del mundo cofrade, antiguos hermanos mayores y miembros de juntas de gobierno, difuntos y por todos los allí presentes y personas que lo pasan mal en esta época. Al finalizar la Celebración se hicieron las preceptivas de los recién jurados.

Ciertamente  fue una Celebración llena de ilusión y donde la Hermandad se vio más unida y esperanzada que nunca. Fue un auténtico acto de HERMANDAD.