HISTORIA

La hermandad penitencial de Jesús de la Paciencia y María Santísima de las Penas se erigió en la Imperial Iglesia de San Matías el 14 de Septiembre de 1959 gracias a la ilusión de un grupo de cofrades granadinos y al párroco de la misma, Julio Aneas Madre. Sus estatutos fueron aprobados por el arzobispo Rafael García y García de Castro, teniendo lugar la primera salida procesional el día 13 de Abril de 1960, Miércoles Santo. Desde entonces ha mostrado una fidelidad absoluta al día inicialmente establecido.

                                    1995grande   Semana Santa 1976 (1) [640x480]    Semana Santa 1976 (2) [640x480]

Tanto el Ayuntamiento de Granada como la Diputación Provincial son hermanos mayores honorarios de la cofradía, al estar ubicada sus sedes dentro de la parroquia de San Matías. Especial es la relación que mantiene la hermandad con la diputación, ya que la imagen de Jesús de la Paciencia es propiedad de dicha institución, y hasta el año 1997 la imagen no recibió culto en la iglesia imperial. Hasta entonces Jesús de la Paciencia se encontraba en la capilla del Hospital de San Juan de Dios. También tiene concedido este cargo honorario la hermandad de Alférez Provisionales, cuya divisa lleva prendida la Virgen de las Penas.

La Hermandad fue pionera en el movimiento costalero de Granada, ya que en 1978 surgió en ella, junto a la hermandad de la Concha, los primeros grupos de costaleros.

a

El gran amor de la Hermandad por la Virgen se hizo patente cuando en el año 1988 la cofradía decidió no salir a las calles de Granada como protesta por la suspensión de la festividad de la Inmaculada.

Por su parte, la hermandad sacramental del Apóstol San Matías fue fundada en el siglo XVI, cuando se termino de construir la iglesia de San Matías, obra realizada por orden del emperador Carlos V con motivo de su visita en 1526. La hermandad sacramental quedo constituida el 28 de Mayo de 1566. El 25 de marzo de 1980 se fusiona con la cofradía de Paciencia y Penas por medio de un decreto dictado por el arzobispo de Granada José Méndez Asensio. La hermandad sacramental había recibido los títulos de Imperial, Venerable y Sacramentaldel Emperador Carlos V, siendo ratificados por el Nuncio de S. Rvd Juan Bautista Castaño el 28 de Mayo de 1566.